jueves, 24 de enero de 2013

Punto de encuentro


                        Mi casa es el punto de encuentro
                        el vértice, el anclaje
                        en ella convergen el ayer y el ahora,
                        el pasado y el mañana,
                        posición avanzada en la estepa,
                        refugio de calma en la revuelta
                        andamio y cueva, fortaleza y abadía.
                        Así es mi casa, abriéndose generosa
                        entregada y cautiva
                        lazo y martillo, anhelo y refugio, dicha.
                        Mi casa, la casa del encuentro y la partida
                        del abrazo y la pérdida
                        del desconsuelo y el beso,
                        refugio permanente en el calor de los sueños.
                        Mi casa, dónde estoy, por si vuelves,
                        por si anhelas, por si quieres, por si esperas.
                        Esta casa hecha a ternuras
                        resistente a los recuerdos.