lunes, 25 de febrero de 2013

Cuerpo de Mujer



                        Te vas quitando pieles hasta amanecer en blancura
                        impávida figura recortada contra la pared
                        el espejo rebota tu imagen casi yerta
                        estatua pálida
                        sonrisa eterna que el tiempo no borra
                        inspiración eterna,
                        cuerpo de mujer





                       

martes, 19 de febrero de 2013

El laberinto donde estás


       
                 Si le veis pasar a hurtadillas por las calles
                 si encontráis su mirada vagabunda buscándose en los espejos
                 si oís su voz amable deslizarse en vuestro oído
                 si acaso intuis que está cerca
                 y una figura al pasar se asemeja a él
                 llevadle mi aliento
                 dedicarle vuestra mejor sonrisa
                 tenderle la mano
                 está solo
                 y anda perdido.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Madrugada de un 6 de Febrero


Desarrollando ternuras y ganas de vivir desde su terrenal escepticismo   descubre cada mañana el surtidor de invierno acodado en la baranda                           a su paso                                                   

Algo nace cada día en el pliegue estatutario de su frente cuando aborda la fiel compañía asomada en el leve golpe del tacón afianzado sobre el asfalto    
a su paso     

El balanceo cómplice mueve la fraternal dimensión acompasado con el verde, agridulce distancia que enardece a ratos el latido opaco del pasado anfitrión  
con su paso




                                                               

viernes, 1 de febrero de 2013

Realidad



          Inició el camino equivocado
          con la persona equivocada
          en el momento equivocado,
          en un tiempo equivocado.
          Es cierto, se equivocó,
          de pleno, sin ambages,
          es un hecho admitido, sin más.
          Es rotundamente consciente del traspiés
          con el que emprendió su andadura,
          anduvo en solitario
          rectificando sueños
          equivocando metas
          tergiversando ideas                                                                                       rasgando la cortina de los miedos,
          envuelto en niebla.
          Tenaz corredor de fondo
          aguantó el envite,
          enderezó el rumbo
          y empezó de nuevo.
          Más, ya era tarde, demasiado tarde,
          para retomar el camino que debió haber sido.