viernes, 29 de mayo de 2015

Alentando realidades




Sobre el blanco del papel

planéa tu sombra de ámbar.

Recogidas las huellas de tus pasos

en el deslizar suave del viento

aposentas el roce de tus manos

viajeras sobre mi cuerpo,

remontas barreras

y te haces luz para mí.

Las angostas laderas de la realidad

descarnan tu esencia bruñida al sol

y tiemblas, envuelto en mis brazos

cadenas de tiempo y olvido.

Desde donde el alma duele

en los albores del universo

vibras desnudo de ti

acometes la última embestida

fuego y vértigo

y viertes tu semilla profana

agua y barro

forjando amaneceres.